Acción o proceso de examinar imágenes fotográficas, con el propósito de identificar objetos o condiciones y apreciar su significado.

Las finalidades de la fotointerpretación son:

  • Identificación de elementos o áreas homogéneas, que requieren una previa detección mediante un completo reconocimiento de aspectos formales.
  • Interpretación que permite extraer del fotograma la información buscada.

  • Teledetección: Técnica que permite obtener información a distancia de objetos sin que exista un contacto material.

La identificación de los objetos se produce a través de un proceso:

  1. Detectar: Se trata de tener una visión global del contenido de la imagen.
  2. Identificar: Se debe obtener toda la información. Se reconoce cada tipo de fenómeno superficial para identificarlo en forma precisa. Forma, tamaño, sombra, tonalidad, características asociadas al entorno.
  3. Analizar: Estudio detallado de los fenómenos observados, para ello se requiere de información adicional.
  4. Deducir: Se trata de obtener información que no aparece en la imagen registrada pero no que es posible suponer según indicadores específicos.
  5. Clasificar: Se agrupa según sus caracteres básicos de tal modo de inducir conclusiones validas.
  6. Idealizar: Consiste en la elaboración de un esquema abstracto, simplificando, que exprese las características del aérea foto interpretada.

Forma:
La forma, es decir, la silueta que presentan algunos objetos o algunos elementos, cuando se trata de componentes del paisaje que tienen límites claramente perceptibles y formas más o menos regulares (planta de una iglesia, pistas de un aeropuerto, nudos de conexión de carreteras y autopistas, conos de deyección, sistemas dunares, etc.). Los objetos hechos por la mano del hombre son más fáciles de identificar.

Tamaño:
Las dimensiones de los componentes del paisaje ayudan en ocasiones a su identificación y nos permiten evitar el caer en graves errores de apreciación.

Si conocemos la escala de la fotografía, la tarea de identificación se ve notablemente facilitada al ser posible conocer el valor absoluto del tamaño de los objetos; la visión estereoscópica ayuda, por su parte, a completar la información en tanto que podremos medir la altura de aquellos objetos que pudieran resultar de interés.

Sombra:
Sirven en ocasiones de importante ayuda en la identificación de cuestiones muy concretas, pues si bien es cierto que contribuyen a ocultar información cuando son muy pronunciadas, también lo es el que por la silueta de la sombra que proyectan algunos objetos se puede llegar a identificarlos, sobre todo cuando tales objetos no son fácilmente reconocibles desde la vertical.

Tonalidad:
La tonalidad o el color de los objetos, que también son utilizados en las labores de identificación e interpretación, dependen de la energía que incide sobre ellos y, particularmente, de la que reflejan, la cual está a su vez condicionada por la naturaleza de los elementos del paisaje y por su capacidad para absorber la radiación. Puede ser afectada por:

  • Condiciones atmosféricas: Cambios de luz durante el vuelo fotográfico, niebla, calima, etc.
  • Hora del día: La respuesta de luz de un objetivo puede variar mucho dependiendo de la hora a la que es fotografiado o filmado.
  • Estación meteorológica: Afecta la época del año.

Características asociadas y entorno:
El entorno nos ayudará a descartar las hipótesis que, a priori, podrían ser válidas y a afirmar las buenas, ya que nuestro objetivo compartirá rasgos comunes con los objetos que le rodean. Esos rasgos comunes entre todos los objetos de un área, son los que definen a esa zona como conjunto (base naval, instalación de ferrocarril, central nuclear, zona de almacenamiento de munición, etc.)

Clasificación de fotografías:

Clasificación por inclinación del eje óptico.

Fotografías Aéreas Verticales: El eje óptico de la cámara es perpendicular o normal a un plano horizontal tomado como referencia.

Fotografías Aéreas Oblicuas: Son aquellas en las cuales el eje de la cámara no es perpendicular al plano horizontal en el momento de la toma.

Características de la imagen: La imagen puede estar afectada por deformaciones geométricas.

Cualitativamente la imagen fotográfica debe ser estudiada bajo los siguientes aspectos:

  • Nitidez, que es función de:
    • Las características del objetivo
    • El enfoque del sistema
    • El movimiento de la imagen, (producido por vibraciones o tiempo de exposición prolongado)
    • Características del material fotográfico (poder de resolución, valor gamma…)
  • Contraste, que es función de:
    • Iluminación solar y condiciones atmosféricas en el momento de tomar la foto.
    • La reflectividad del objeto y sus alrededores
    • La refracción por niebla atmosférica
    • Sensibilidad espectral de la emulsión (pancromática, infrarroja…)
    • Transmisión espectral del filtro
    • Procesado de imagen
  • Escala, que es función de:
    • El Valor de distancia principal de la cámara
    • La altura de vuelo sobre el terreno

Información marginal:

  1. Lugar, fecha y operador: Identifican fotografías individuales y fajas de vuelo.
  2. Marcas funcionales: Indispensables para encontrar el centro (o punto principal) de la foto que determina el eje de vuelo para efectuar procesos fotogramétricos.
  3. Nivel de burbuja: Indica la inclinación del eje óptico de la cámara en el momento de la toma.
  4. Altímetro: Da la altura del vuelo (h) sobre el plano de referencia (que puede ser el nivel del mar).
  5. Número de vuelo: Identifica la faja de vuelo y cada fotografía dentro de ella.
  6. Escala: Generalmente aparece la escala media del vuelo, que se asume como la escala media de la fotografía. Sirve para hacer mediciones sobre la fotografía.
  7. Norte: Facilita La orientación correcta de la imagen fotográfica con respecto al terreno.
  8. Otras indicaciones: Referencias sobre la entidad, empresa o proyecto para el cual se tomaron las fotografías.