Las funciones de Control y Estabilidad de un RPAS están completamente ligadas, y dependen de sus características y prestaciones. Sin embargo, es preciso entender la diferencia entre ambas:

  • Control: Puede ser definido para nuestros fines como los medios para dirigir la aeronave en la posición, orientación y velocidad deseadas.
  • Estabilidad: Es la capacidad del sistema para mantener la aeronave en los estados deseados.

Tan importante como mantener el control y estabilidad del RPAS lo es también de la carga útil. Por muy bien que se controle la aeronave para situarla sobre el objetivo, de nada servirá si no se realiza también un control efectivo de su carga útil. Esto se puede lograr usando un sistema que es parte del FCS (Flight Control System o sistema de control de vuelo) de la aeronave o mediante el uso de un módulo separado. La elección dependerá probablemente del grado de integración de la operación de carga útil con la operación de la aeronave. 

Otra parte muy importante del elemento de mando y control son los sensores: posición vertical, giroscopios, giroscopios de cabeza, giroscopios de velocidad angular, sensores de altura y altitud y sensores de velocidad del aire. En algunas aplicaciones pueden ser usados también acelerómetros lineales.

Un elemento de control presente en los aviones de hoy y por supuesto en los RPAS es el autopiloto o piloto automático. El piloto automático es el componente de la aeronave capaz de guiar el movimiento de la misma en tiempo real sin intervención humana. Un RPAS totalmente autónomo (UAS) es capaz de volar sin intervención del operador desde el despegue hasta el aterrizaje. Los pilotos automáticos comerciales son cada vez más pequeños, ligeros y baratos. Sin embargo, ofrecen muchas prestaciones operativas similares a los grandes pilotos automáticos de las grandes aeronaves.

En la actualidad, un sistema muy importante en el elemento de mando y control es el GPS (Global Positioning System), el cual tiene capacidad operacional total desde mediados de los 90. Este sistema permite determinar en todo el mundo la posición de un objeto (una persona, un vehículo, etc.) con una precisión de hasta centímetros (si se utiliza GPS diferencial), aunque lo habitual son unos pocos metros de precisión. El sistema fue desarrollado, instalado y empleado por el Departamento de Defensa de los EE.UU. Para determinar las posiciones en el globo, el sistema GPS está constituido por 24 satélites. Para determinar una posición concreta, el receptor GPS localiza automáticamente como mínimo cuatro satélites de la red, de los que recibe unas señales indicando la identificación y la hora del reloj (atómico) de cada uno de ellos. Con base en estas señales, el receptor sincroniza el reloj del GPS y calcula el tiempo que tardan en llegar las señales al equipo (la velocidad es conocida, la de la luz), y de tal modo mide la distancia al satélite mediante el método de trilateración inversa, el cual se basa en determinar la distancia de cada satélite respecto al punto de medición.

Conocidas las distancias, se determina fácilmente la posición. El posicionamiento civil trabaja en la frecuencia de 1.575,42 MHz y el militar, de mayor precisión, en 1.227,60 MHz. No obstante las ventajas anteriores, la dependencia del RPAS del GPS para su correcta navegación puede suponer un problema serio si la señal de GPS se pierde.Por ello, se proponen numerosos sistemas para evitar la dependencia del RPAS del GPS, de modo que aquel no quede inutilizado si éste falla, se pierde su señal o es apagado:

  • TACAN (Tactical Air Navigation System) es un sistema táctico de navegación aérea usado por aeronaves militares. Proporciona al usuario información de rumbo y distancia a una estación situada en tierra o a bordo de un barco. 
  • LORAN C (LOng RAnge Navigation, también Long Range Aid to Navigation y Long Range Radio Aid to Navigation) es una evolución desde el LORAN A (años 40) y se trata de un sistema de radio de largo alcance basado en transmisores terrestres. Utiliza señales más potentes que TACAN y es más difícil de interferir, aunque es muy vulnerable a las tormentas magnéticas. La tendencia actual parece que es a caer en desuso.
  • Inertial Navigation System (INS) es un sistema de ayuda a la navegación que usa un computador, sensores de movimiento (acelerómetros) y sensores de rotación giroscópicos para calcular continuamente mediante estima la posición, orientación y velocidad (dirección y rapidez de movimiento) de un objeto en movimiento sin necesidad de referencias externas. Es usado en vehículos como barcos, aeronaves, submarinos, misiles y naves espaciales. Cualquier RPAS lleva hoy en día un sistema INS. 
  • Radio Tracking es un seguimiento por radio. Se trata de una solución muy probada y operativa para las aeronaves que operan a distancias cortas, del orden de 80 a 100 km. Es particularmente aplicable cuando es posible mantener un contacto por radio en línea de vista entre la estación de control en el mar o en tierra y la aeronave. 
  • Way-point Navigation es navegar pasando por puntos prefijados. Para ello se pueden utilizar una o más de las tecnologías anteriores que permiten determinar la posición del RPAS; su controlador puede dirigirlo a cualquier punto ubicado dentro del radio de acción. 
  • Control Station (CS) es la estación de control del RPAS, donde está ubicado el piloto, el operador de la carga de pago y cualquier otro miembro de la “tripulación”. Puede estar situada en tierra (GCS), en el mar a bordo de un navío (SCS) o incluso en otro avión (ACS).

La Estación de Control (CS) es la interface hombre-máquina entre los operadores del RPAS y la aeronave. Desde ella, el operador (piloto) puede “hablar” con el avión o el operador de la carga de pago con ella. El medio es el enlace de radio desde la CS hasta la plataforma aérea que permite intervenir de forma directa sobre el perfil de vuelo o reprogramar una misión. El RPAS devolverá información e imágenes, si es el caso, a la CS a través del mismo enlace de comunicaciones, tanto en tiempo real como a través de datos suministrados a través del enlace.

El lanzamiento y la recuperación del RPAS pueden ser controlados desde la CS o a través de otro elemento subsidiario, como por ejemplo un satélite. La CS no sólo está conectada al RPAS, sino también permite:

  1. Obtener datos meteorológicos. 
  2. Transmitir y recibir datos hacia y desde otros sistemas conectados a la red de comunicaciones. 
  3. Recibir órdenes de una autoridad superior. 
  4. Transmitir información a las autoridades que competan. La CS varía de forma considerable dependiendo del tamaño y misiones del RPAS, de modo que puede ser tan pequeña como un transmisor/receptor de mano o tan grande como una instalación completa fija o transportable con múltiples estaciones de trabajo. Los RPAS militares de gran tamaño requieren de CS con varias personas que operan, además del piloto que lo hace con la aeronave, diferentes sistemas, como los de armas, por ejemplo.