1) Diferénciate en la búsqueda de empleo: Si hablamos de los profesionales más demandados o de los sectores más innovadores y emergentes, la aeronáutica sigue siendo una línea preferente por la diversidad de especialidades que se precisan en aspectos puramente operativos, pues en ella encajan, de manera directa, ingenierías como telecomunicaciones, electrónica, informática, industriales, Diseño 3D/4D… o licenciaturas como física, matemáticas… Pero si lo enfocamos al campo de las aplicaciones, entonces se dispara el abanico de profesiones y pueden ser tantas como la imaginación requiera, por ejemplo, la agricultura, minería, medio-ambiente, geología, biología, geomática, obra civil, gestión, comunicación… y un sin fin de oportunidades cuya preparación complementaria es fácil de adquirir para un titulado acostumbrado al significado del aprendizaje continuo.
Si te interesa la especialización en un campo de futuro, el Máster en RPAS, pionero y el más avanzado de Europa en su género, atiende un nuevo sector de futuro asegurado sobre sistemas controlados por piloto remoto, es decir, el mundo de los drones, UAV (Unmanned Aerial Vehicle) o RPAS (Remotely Piloted Aircraft Systems), según las distintas acepciones, pero todos versan sobre lo mismo y los servicios demandados provienen del sector civil y militar, indistintamente. Todas las empresas del sector aeronáutico-aeroespacial están orientando recursos y estableciendo nuevos departamentos hacia esa opción de negocio y están seleccionando titulados con formación especializada en RPAS. Estamos hablando de vehículos medios y pesados, es decir, por encima de los 25 kilos de peso, con aplicaciones a clientes muy diversas, que generan beneficios económicos que justifican tu contratación. ¿Es este tu sector o vía de emprendimiento?

2) Prácticas y salida laboral garantizada: ¿Qué opinas si te decimos que el 90% de nuestros egresados están trabajando en empresas del sector vinculadas a la formación que ofrecemos? Somos el Máster especializado en Drones con más salida laboral de nuestro país en la actualidad. Te podemos confirmar que las opciones son muy amplias, pero debes de asumir que no somos una bolsa de trabajo, si bien ayudamos bastante con nuestra metodología de innovación a compartir nuestro esfuerzo con las entidades colaboradoras para poder seguir siendo un puente fundamental entre la universidad y la industria.
Queremos ser un Máster de empresas y para las empresas y eso conlleva obligaciones por las dos partes, hacia un objetivo común, que tú encuentres en ellas tu opción laboral y que las entidades puedan comprobar tu actitud e integrarte en su dinámica por el periodo más amplio posible. La primera edición del Máster en RPAs comenzó en el curso 2014/15 y desde entonces hemos formado a 60 egresados de muy diversas especialidades, con edades comprendidas entre los 24 y 35 años por término medio. Todos han realizado su fase formativa en empresas que eligieron previamente y la gran mayoría siguen prestando ahí sus servicios. Otros han cambiado de empresa, algunos ya son fijos en unas u otras, pero todos saben lo que es ya el mundo laboral y como luchar por mantenerse en él.

3) Máxima implicación de las empresas colaboradoras: Todas nuestras empresas colaboradoras, las más relevantes del sector, participan en esta formación especializada que te ofrecemos. ¿Lo hacen sin interés?, evidentemente NO, pues ayudan en tu formación para que luego les seas rentable en su empresa. ¿Te interesa esa oportunidad?, entiendo que sí, pues tú buscas un desarrollo profesional, un lugar donde invertir tu conocimiento, un sector con futuro donde puedas tener aspiraciones y ser útil a ti mismo y a los demás. Nadie regala nada, no lo olvides, por eso dispondrás de 400 horas de fase formativa en la empresa, las tradicionales prácticas, pero con una notable diferencia y es que las empresas de este máster te ofrecerán formarte en líneas de investigación en curso que te presentarán durante las Jornadas de Empresa, que durante quince días organizamos desde el máster y en las que podrás seleccionar aquellas que más te convengan a tus objetivos futuros. ¿Significa eso que tú eliges la empresa?, sí y no. Tú inicias la primera selección, pero después ellos valorarán tu actitud en una entrevista, y si eres seleccionado por varias entidades, entonces tú tienes la última decisión, A las empresas las irás conociendo a través de determinadas clases que ellas imparten, mediante los seminarios especializados que nos ofrecen y algunas de ellas, en las visitas programadas; pero si deseas comunicar con ellos antes, siempre están abiertas a recibirte en cualquier momento, sólo tienes que indicárnoslo, ¿Te lo imaginabas así?. Consulta en masterdones.eu sobre las más de 20 entidades colaboradoras que se encuentran en nuestro programa, Airbus, Aertec, Ayesa, Altran, Alter Technology, Airelectronics, The Boeing Company, Embention, Everis/SCR, FadaCatec, Hemav, Indra, INTA, ISDEFE, Novadrone, Skylife, SOTICOL, UTW, USOL,…

4) Optar por una especialización complementaria: Al finalizar la carrera nos olvidamos de especializarnos, algo que con el tiempo podría ser necesario si buscas actualizar ahora tus conocimientos o reciclarte a través un sector profesional en pleno desarrollo, y puede que ya no encuentres el momento adecuado para ello. También nos olvidamos de los idiomas sin pensar que pertenecemos a la UE y al mismo empleo al que tu aspiras puede presentarse un ciudadano de otro país que tiene implantado un sistema bilingüe más avanzado que el nuestro. Supongamos que lo has tenido presente y también dispones de movilidad, ¡perfecto! También se presupone que ya te has dado cuenta de que para elegir la dirección a tomar en los próximos años y poder emanciparte, hay que saber discernir entre lo bueno y menos malo, aunque ello conlleve una nueva etapa de máximo esfuerzo, siendo pues muy importante preguntarse ¿hacia dónde quieres dirigir los próximos años de tu vida profesional? ¿qué sectores son los que ofrecen un futuro esperanzador? ¿cuáles son los que están en severo deterioro?
Si te gusta el big data o los algoritmos, si la gestión comercial o el desarrollo empresarial es tu mayor aliciente, o el mundo de las normativas te atrae, ya has dado un buen paso para entender que puedes optar por hacer un máster adecuado que permita especializarte, pues son temáticas en las que no habrás profundizado excesivamente en tu carrera. Ahora toca el sector profesional, la empresa ideal, ¿multinacional? ¿PYME?, ¿función pública?, ¿Freelancer?… caminos y puertos, aeronáutica, agricultura… No es fácil, pero seguro que, si reflexionas un poco, encontrarás tu sello personal.

5) Encuentra la satisfacción personal a través del aprendizaje continuo. La principal preocupación de joven recién titulado, o del profesional que tiene la actitud de reciclarse, es la búsqueda de un empleo y estamos comprobando como la frustración llega al cabo del segundo, tercer año, cuando la persona ya ha entregado su máximo esfuerzo y conocimiento en la empresa que le contrató, aprovechando también determinadas ventajas fiscales y ahora te piden algo más, algo tan simple, como un trabajo más especializado acorde con las necesidades del momento y nos encontramos con que no estas actualizado y la llama que mantenía tu capacidad de estudio parece encontrarse casi apagada. Aunque sabemos que no es fácil, tu actitud emprendedora puede diferenciarte del resto de perfiles si estas decidido a fijar en tu vida nuevas metas prácticas que te permitan seguir actualizado y siendo competitivo en el mercado laboral correspondiente a tu sector profesional.

¿Te atreves a dar el paso?